POLÍTICA

Marruecos es un país soberano situado en el Magreb, al norte de África, con costas en el océano Atlántico y el mar Mediterráneo. Se encuentra separado del continente europeo por el estrecho de Gibraltar. Limita con Argelia al este, al suroeste con el Sahara Occidental, al norte con España, su principal socio comercial con el que comparte tanto fronteras marítimas como terrestres (Ceuta, Melilla) y al sur con Mauritania. Ocupa parte del Sahara Occidental.

De acuerdo con la Constitución de Marruecos, el país es una Monarquía constitucional, con un Parlamento electo. El Rey de Marruecos tiene amplios poderes ejecutivos, con la posibilidad de disolver el gobierno y el Parlamento y dirigir las fuerzas militares, además de otros poderes, por lo que básicamente el termino adecuado sería el de Monarquía Absoluta. Los partidos políticos de oposición están permitidos y varios se han presentado a las elecciones en los últimos años, pero obviamente, gane quien gane, será dirigido por el rey.

En cuanto a la religión, predomina el Islám, pero no hay ningún inconveniente en aceptar otras religiones, es un país bastante tolerante, un concepto que los habitantes del mundo occidental han concebido erroneamente y que deberían cambiar, ya que la palabra "Corán" significa "Paz" y eso es lo que se pretende al inculcar los valores de la religión, más allá de las creencias que esta pueda brindar.